ANUNCIO

10 trucos que no conocías para ahorrar en el supermercado

10 trucos que no conocías para ahorrar en el supermercado

Ir al supermercado puede ser un gran dolor de cabeza, sobre todo por los constantes aumentos de precios en los productos que se producen todos los meses. Pero, aunque genere estrés o preocupación no estar seguro de cuánto será la cuenta este mes, es una tarea de la que no se puede escapar. Con la intención de que tu próxima compra sea una experiencia muchísimo más amigable para tu mente y tu bolsillo, te invitamos a leer estos diez trucos para ahorrar en el supermercado y volver a tu casa con todo lo que necesitas, sin hacer un gasto exorbitante que altere tu economía.

Planear la alimentación

2.jpg

Lo ideal para empezar con un plan de ahorro en el supermercado, es planear con antelación las comidas que formarán parte de tu semana, quincena o mes, para saber exactamente qué debes comprar y cuánta cantidad. Establece un menú variado para cada día, sin olvidar desayuno, almuerzo, merienda y cena.

Hacer una lista

3.jpg

Una vez que definiste qué vas a necesitar, realiza una lista detallada y escrita de todos los artículos y las cantidades. Puedes hacerla en papel o cualquier dispositivo electrónico de tu gusto. Procura, antes de dar por finalizada la tarea, verificar qué alimentos tienes almacenados en tu hogar y así evitarás comprar de más. Por otro lado, anota también los precios en el momento de estar en el supermercado y lleva una calculadora para controlar el dinero que gastas a medida que sumas cosas a tu carrito.

Buscar promociones y ofertas

4.jpg

Hay cadenas de supermercados que tienen ofertas específicas determinados días de la semana, con descuentos especiales en productos seleccionados. La mayoría de estas promociones puedes chequearlas de forma online en los catálogos que actualizan regularmente. Además, algunos también suman alianzas con distintos bancos que generan ahorro al momento de hacer tus compras. Investiga con antelación cuáles son, qué clases de beneficios ofrecen, y cuáles están a tu alcance. Por ejemplo, Coto cuenta con descuentos con tarjetas de beneficios de Anses, así como ISBC, Santander, Banco Columbia, Banco Comafi, Naranja, Itaú, Banco Nación, Mercado Pago y Banco Ciudad, entre otros.

Tarjetas de fidelidad

5.jpg

Los supermercados, además de ofrecer ofertas mediante sus alianzas con distintos bancos, también suelen contar con su propia tarjeta de su firma. Con ella, los beneficios generalmente son mucho mayores que con cualquier otra, tanto en descuentos como distintas formas de pago. Tal es el caso de Carrefour, que con su propia tarjeta puedes acceder a diferentes porcentajes de rebajas en tus compras, así como cuotas sin interés. Otra opción es formar parte de los clubes de estos supermercados, que también cuentan con promociones y suma de puntos para posteriores beneficios, como Disco, Coto, Día y otros.

Comparar supermercados

6.jpg

Es común muchas veces acostumbrarse a ir siempre a un mismo supermercado, porque alguna vez encontraste una oferta interesante y luego no quisiste cambiar. Si tu idea es ahorrar, lo recomendable es no quedarse con una sola opción: siempre de antemano, chequea los catálogos y confirma que el de tu elección es el más barato.

Comprar todo de una sola vez

7.jpg

Lo mejor para tu bolsillo es evitar ir varias veces en la misma semana al supermercado, ya que de esa forma es más fácil hacer compras de extras que realmente no necesitas, pero caes en la tentación por estar dentro del lugar lleno de productos. Ir solo una vez, reducirá ese riesgo y te ayudará a ahorrar. Ya sea que decidas ir una vez por semana, quincena o mes, apégate a la lista que armaste previamente y controla cada ítem que agregas a tu carro.

Actividad solitaria

10.jpg

Es muy tentador ir al supermercado acompañado por algún familiar o amigo que no forma parte de tu convivencia, para aprovechar el tiempo que muchas veces es escaso. Pero, lamentablemente, podrías estar en un error que te lleva a gastar más de la cuenta. Si ves que la otra persona carga en su carrito algo que no necesitas, podrías sentir ganas de comprarlo también.

Comer antes

8.jpg

Ir a hacer las compras al supermercado con hambre puede ser uno de los errores más grandes. El instinto de comer algo llevará a que cargues en tu compra algún producto por fuera de tu lista, para alimentarte rápido. Por lo general, estos artículos son bastante costosos y no te llevará más de unos minutos consumirlos.

Comparar marcas y precios

9.jpg

Si bien es uno de los consejos más básicos, es muy común para algunos pasar por alto una comparación efectiva de marcas de misma calidad y el precio. Pero no solo pasa por revisar el valor que tiene el empaque elegido en la ocasión. Para hacer un correcto análisis, deberás chequear el precio por kilo, litro o la unidad de medida completa. No todos los envases cuentan con ese número redondo y en todos los etiquetados de los precios podrás verificar el valor exacto, lo que te marcará la diferencia entre un producto y el otro.

Opta por la marca propia

11.jpg

Tener en cuenta que muchos supermercados tienen su propia marca de artículos puede ser tu mejor aliado al momento de ahorrar. Por lo general, estas marcas son de calidad de primer nivel, con precios realmente competitivos frente a otras firmas que ofrecen la misma característica. Carrefour, Día, Coto, Disco, Vea, Makro, son solo algunos de los supermercados que te dan esta posibilidad de comprar su propia marca en la mayoría de los productos disponibles en las góndolas.

Para encontrar todas las ofertas con los últimos catálogos de los mejores supermercados del país, te invitamos a ingresar a Ofertas 365. De esa manera, podrás organizar tu compra de forma efectiva y sin gastar de más.

ANUNCIO